Frases célebres

"¡Somos los Sex Bo-Omb y hemos venido para ver cómo Scott Pilgrim os rompe los dientes! ¡Un-dos-tres!"
Kim Pine, "Scott Pilgrim contra el mundo"

jueves, 7 de octubre de 2010

Esa "inocente" infancia

Todos los que estáis leyendo este post y yo hemos pasado la infancia. Unos antes, otros después, pero todos la hemos pasado, a no ser que tengas el llamado síndrome de Peter Pan. Si lo tienes, mejor no leer este post, te lo aseguro, porque hoy me voy a cargar nuestra infancia. Sí, sí, sí, lo voy a hacer. ¿Cómo? Demostrando que no todo era tan inocente.
Y empecemos con un grupo en concreto, las niñas. A las niñas nos gustaba jugar al aro, a la comba, a las muñecas...Bueno, no todas las niñas claro. A mí nunca me gustaron las Barbies, por ejemplo. Pero sí jugué a las palmas, ¿y quién no? El que más me gustaba era Chocolate (Cho-co-la-te, choco-choco la-la, choco-choco te-te, choco-la choco-te, cho-co-la-te...perdón, no puedo evitarlo, ¡es que si digo esa palabra tengo que cantar el juego!). Pero también he jugado a la Calle Veinticuatro y Don Federico, que, después de los años, he descubierto que eran muy oscuras en el fondo. Empecemos con la primera, que era así (y sin las repeticiones de sílabas, que si no se hace eterno esto):
En la calle Veinticuatro
Ha habido un asesinato
Una vieja mató un gato
Con la punta del zapato
¡Pobre vieja, pobre gato,
Pobre punta del zapato!
Esta canción, sin habernos dado cuenta, es la culpable del maltrato animal, ya que habla de una anciana que mató a un gato a base de patadas. Aquí el único pobre es el gato, ¿qué había hecho?
Otra canción que he nombrado, Don Federico, que esta tiene tela:
Don Federico mató a su mujer,
La hizo picadillo y la puso a remover.
La gente que pasaba oía un ¡chas!
Y era su mujer, que bailaba el chachachá
Es curioso lo de esta canción, porque primero nos habla de violencia de género, donde la víctima, la mujer de Don Federico fue asesinada. Pero también nos habla de la resurrección, ya que la mujer de Don Federico revive y lo celebra bailando.
¡Muajajaja, soy mala, muy mala, os he hecho ver la realidad y ahora no veréis la niñez tan bonita, muajajaja! Vale, no soy mala, soy un poquito tonta. ¿Pero qué opináis? ¿A que nunca pensasteis que iba a ir de eso esas canciones? De "inocente infancia" nada, nos enseñaba en forma de mensaje subliminal cómo sería nuestro futuro.

2 comentarios:

nekho dijo...

jajajaja está muy bien este post, pues la verdad yo oia las canciones pero nunca me fije en su letra xD mensajes subliminales, asi pasa, que las noticias solo hablan de muertos

Darkblue dijo...

es una conversación muy amena que tengo con mi novia a veces sobre lo traumaticas que eran las canciones de cuando eramos pequeños (tengo 28 tacos), y son una pasada, pero tb es una gran realidad, que la ignorancia es felicidad, por eso se cantaban a todas horas.
P.D: perdon por la faltas!!!XDD