Frases célebres

"¡Somos los Sex Bo-Omb y hemos venido para ver cómo Scott Pilgrim os rompe los dientes! ¡Un-dos-tres!"
Kim Pine, "Scott Pilgrim contra el mundo"

miércoles, 8 de julio de 2009

¿Qué sabor tiene el saber?

Un restaurante francés. La especialidad es la sopa de cebolla y en casi todas las mesas hay un plato. Seguramente será cara porque la gente que ya ha pedido la cuenta está visiblemente disgustada. Da igual, imagina que pides la sopa y que está tan deliciosa que le chuparías los dedos al cocinero, que te la terminas. Estás satisfecho y nada puede empañar ese momento. Pides la cuenta y cuando vas a pagar observas que el tique está doblado con varios pliegues, de manera que sólo se lee: “Restaurante Sabrosón, si quiere saber el precio de su sopa despliegue el tique una vez”. Al hacerlo el tique revela un nuevo renglón de texto. “Sopa de cebolla; seis euros.” No es caro, pero pone algo más. Sigues leyendo: “Esperamos que la sopa haya sido de su agrado y aprovechamos para informarle de que en este restaurante hay una costumbre única en el mundo que no supone coste adicional, si desea conocerla despliegue su tique una vez más.” ¿Qué harías? Yo lo desplegaría, por un lado no pierdes nada y por otro conocerías el folclore del restaurante. Imagina que al desplegar el tique por segunda vez lees: “El cocinero de este restaurante tiene la costumbre de escupir en uno de los platos de sopa de cebolla que sirve cada noche.” En ese momento se te revuelve el estómago, está claro. Sin embargo piensa lo siguiente, si no hubieras desdoblado el tique la primera vez ya estarías paseando por la calle y recordando una sopa deliciosa. Si lo analizas bien estás en una situación muy complicada porque tampoco tienes la seguridad de que tu sopa haya sido la elegida. Es decir: así como salir del restaurante sin saber la verdad habría reportado una felicidad muy ingenua e inmerecida, ese disgusto que tienes ahora también es injustificado. A lo mejor tu sopa no es la elegida. Sigues leyendo: “Si desea usted saber en que plato se ha escupido despliegue el tique una vez más” ¿Qué harías?
Buenos Aires, 26/04/2009
P.D.: Es una entrada escrita originalmente por Luis Piedrahita, pero como me gustó mucho pues la he copiado y os la he puesto aquí. Pero recordarlo, no es mío, sino del ojo boquiabierto de Luis Piedrahita (¡qué grande es el rey de las cosas pequeñas!)

2 comentarios:

Marian dijo...

No hace falta ir a un resturante francés para que te escupan en la comida. Puedes ir al Burger más cercano XD
Me encanta Piedrahita ^^
Salu2
P.D: Por cierto Clau, ¿has cumplido 13 este año o aún no has cumplido 14?

Claudia dijo...

Jejeje, es que es genial Piedrahita. Este año he cumplido 13años, así que paso a 2º de la ESO