Frases célebres

"¡Somos los Sex Bo-Omb y hemos venido para ver cómo Scott Pilgrim os rompe los dientes! ¡Un-dos-tres!"
Kim Pine, "Scott Pilgrim contra el mundo"

martes, 7 de julio de 2009

¡Diversión, diversión en el parque!

Ayer estuve en el parque de atracciones. ¡Por fin! Hacía un año entero que no iba, y podía haber sido menos si no fuese porque, en vez de ir con los del insti en el último día al parque de atracciones, me fui a Francia. Además, de una vez por todas probé la nueva atracción, el Vértigo. Estaba deseosa de probarlo, sobre todo porque no me daban detalles mis amigos. O me decían "no me he montado", o "es una mierda", o "es igual que el 7 Picos". Tengo que decir que no se parece en nada a los 7 Picos. Esa atracción, que me gustaba tanto y la quitaron para poner el maldito Abismo, que no me pienso montar por nada del mundo (me da yuyu, mucho yuyu), tenía muchas cuestas y además altas. El Vértigo da unas curvas, luego hay una pequeña cuesta, luego otras tres cuestas y luego otras más que son minúsculas. Unos vídeos de muestra para los que no me han entendido nada.

Después de esta tontería que se me acaba de ocurrir, os hablaré un poco del día en el parque de atracciones de Madrid. Tuvimos que coger un autobús que nos llevaría desde Villaverde (mi distrito) hasta Marqués de Vadillo, y luego coger el metro desde ahí hasta la Casa de Campo, que luego cogeríamos otro tren que nos llevaría a la estación de Batán, porque hubo una vez que no fuimos a Batán y tardamos una hora en encontrar el parque de atracciones. Este viajecito con tanto transbordo nos costó hora y media, y encima cuando volvimos a mi casa tomamos otro camino y tardamos muchísimo menos. ¡A que mola mi mente!

En fin, llegamos al parque de atracciones mi hermana, mi abuela y yo. Sí, fuimos con mi abuela, ¿qué pasa? Nos lo pasamos muy bien con ella en todos los sitios en los que vayamos, así que chitón, que no quiero oír cosas como "¡jajaja, vais con vuestra abuela, jajaja!". Primero fuimos al Vértigo, y estuve esperando un montonazo de cola, porque al ser nuevav todo el mundo la quiere probar. Y cuando digo "estuve" es eso, en singular, porque mi abuela sólo se monta en los sitios de agua y Patricia, mi hermana, aprovechó para irse a la Lanzadera como...como un pepino (pobre mujer la del canal 24 H, XD). ¿Qué tiene de guay la Lanzadera? Yo no me atrevo a montar. Ya son dos cosas que me dan yuyu, mucho yuyu. Pero bueno, tras una larga espera y observando la atracción, que me parecía un poco mierdosa, nos montamos mi hermana y yo, las primeras de la fila de coches, porque para que empiece tienen que estar todos los coches. Un poco tonto, ¿no? El Vértigo está genial, me encantó, parece que te vas a caer en las curvas (oíd si no a la chica del vídeo, como grita).

Después nos fuimos a los Fiordos, que es una barca gigante que sube una cuesta y luego cae al agua en un tobogán. Fresquita, fresquita el agua. Con el calor que hacía, la verdad. Nos venía muy bien esa agüita. Después de os Fiordos, más agua, pues nos fuimos a los Rápidos, que es una barca redonda que va pasando por un río, y te mojas cada dos por tres (seis XD. Resulta que el chiste es muy viejo. Ahora me entero :P). Lo curioso es que nos mojamos más de la cuenta, porque hay un chorro gigante que nunca nos da porque normalmente el viento sopla hacie el otro lado. Nos dio enteritas. Mis pantalones me pesaban y apenas podía andar. Pero para secarnos nos fuimos después a la Máquina, una cosa gigante y redonda que cuelga de un aparato y hace dos movimiento; uno, como el barco pirata, de derecha a izquierda; el otro, gira sin parar y a toda leche. Imaginaos la de gente mareada que puede haber ahí, pero a mí, curiosamente, nunca me toca uno. Tras esto ya nos montamos en el Tornado, la Tarántula, mi hermana el Abismo...muchos sitios, y luego volvimos a los Rápidos, donde conocimos a dos chavales muy majetes, Aitor y Dani, que desde entonces no nos separamos en las tres horas que nos quedaban para que cerrase el parque. Eran de Asturias, y nos cayeron genial. Nos montamos otra vez en los Rápidos, luego en los Fiordos (donde me tocó como compañero de asientos un pegote de musgo, ¡puaj!), después en el Tifón...en todos los sitios en los que ya nos habíamos montado Patricia y yo, solo que un poco más animado porque estaban estos dos guajes (comko son asturianos...) haciendo tonterías, cantando "La Ramona", "Highway to Hell" y otras muchas canciones.

Y bueno, creo que no os puedo decir más, no vaya a ser que os provoque un sueño tremendo. Así que creo que hasta aquí mi resumen del día en el parque de atracciones de Madrid. ¡Hasta luego!

P.D.: Si por casualidades de la vida os habéis encontrado este blog, besazos y abrazos para vosotros, Aitor y Dani. Espero que nos volvamos a ver, chicos ^^

5 comentarios:

Marian dijo...

Yo iba a ir al Parque de Atracciones con mis amigas. Pero tuve que ir al dentista...)=
Muy buen post.
"P.D.: Si por casualidades de la vida os habéis encontrado este blog, besazos y abrazos para vosotros, Aitor y Dani. Espero que nos volvamos a ver, chicos ^^"
Por cierto, ¿cómo quieres que los chicos encuentren tu blog?¿Por qué no les diste la dirección?XD
Salu2

Claudia dijo...

Joer, ¿yo que sé, Marian? A lo mejor buscaban blogs y se encontraron con este antes de que les conociese.
Gracias por poner un comentario, guapa, y espero que la próxima vez el dentista te deje ir al parque de atracciones ^^

Anónimo dijo...

Hola!

me lei todo tu post del parque de atracciones. se te va un poco la olla, pero bueno, no pasa nada :)

ya que pareces una experta (saberse los nombres de las atracciones, te hace una experta) te pregunto:

warner o parque de atracciones?

viene un amigo de visita a madrid y lo voy a llevar a alguno, el queria warner, pero no se yo... que recomiendas?

Anónimo dijo...

podia haber insultado y amenazado? :( eso me pasa por leer las reglas despues de publicar, pero lo hecho, hecho esta, para la proxima tal vez...

Claudia dijo...

Anónimo, yo personalmente prefiero el parque de atracciones, aunque la warner esstá bien. Eso sí, no vayas un día que pegue mucho el sol que se nota un montón por ahí el calor