Frases célebres

"¡Somos los Sex Bo-Omb y hemos venido para ver cómo Scott Pilgrim os rompe los dientes! ¡Un-dos-tres!"
Kim Pine, "Scott Pilgrim contra el mundo"

miércoles, 18 de noviembre de 2009

La verdad que no conocíais

Hoy, ahora mismito, mi padre, cuando se iba a despedir de mí, me ha contado una cosa que ha dicho que no estaría nada mal que lo pusiese en el blog para que vosotros, los cuatro gatos que leéis este blog, sepáis lo lamentable que puede ser la situación hoy en día. Bueno, pues después de oír lo que me ha dicho, sin decirme que lo pusiese alguna vez aquí, lo quería contar.
Todos sabemos que hay hambre en el mundo, a no ser que estés en un búnker que no te permite conocer cosas del mundo exterior. Bueno, pues resulta que ayer tuvieron una reunión la FAO (una organización que trata los temas de la alimentación mundial, me ha dicho mi padre), y hablaron sobre este tema, y que habían propuesto que, para acabar con el hambre en el mundo, los países colaborasen dando una parte del dinero que tiene el Estado.
¡Qué bonito! Es algo muy bueno, ¿verdad? Que podamos colaborar para que se acabe el hambre con sólo pagar nuestros impuestos, porque lo que pretendían era que, con un pequeñísimo porcentaje de los impuestos que pagamos, diésemos dinero a los países donde no hay más que hambre para que lo gastasen en alimento. ¡Así da gusto cumplir nuestra obligación de pagar al Estado! Lástima que...
Los países no han querido dar ni un duro. "¡Vamos a dar nuestro dinero para semejante bobada!", habrán dicho, eso pienso yo. "Por favor, ¡que yo también tengo un hambre que me comería un caballo ahora mismo!", diría alguno, el muy cretino.
Dinero para que se acabe el hambre en el mundo no, pero si que dan para reflotar los bancos, ¿no? Así es, dan mil millones a, por ejemplo, el Banco Santander, pero no dan ese dinero, que tan bien vendría, a los países tercermundistas de África, o Asia...¿No es lamentable eso?
Según dice mi padre (y yo creo lo mismo, la verdad), si todos los españoles diésemos mil euros para ello, se acabararía todo el hambre del mundo. Si todos los europeos diésemos quinientos euros, desaparecería el hambre. Si diésemos cien todos los europeos y todos los americanos, pasaría igual. Es tan fácil, y aun así...la respuesta es no.
Sólo quería que supiéseis lo que está pasando, la verdad que no conocíais. Reflexionad sobre esto y pensad "¿Este mundo de verdad que está liderado por buenos líderes?". Después de conocer la verdad, sé cuál sería mi respuesta a esa pregunta.
NO

1 comentario:

Cris Sevilla dijo...

Pues si Claudia, lamentablemente la situación es así de tremenda y lo peor es que nos hemos acostumbrado y ya ni nos llama la atención noticias como esta...
Besos!